KPMG Blogs

open

La necesidad de reformar la fiscalidad del automóvil

La necesidad de reformar la fiscalidad del automóvil

Las últimas informaciones sobre la situación del sector de automoción en España son positivas y ponen de manifiesto que su recuperación es ya una realidad. La producción de vehículos en las plantas españolas sigue creciendo con paso firme, un 4% acumulado en los dos primeros meses del año 2014 y un 9% durante el mes de febrero, según publica la asociación de fabricantes de automóviles ANFAC, y el despegue en el número de matriculaciones de turismos en nuestro país también se consolida con incrementos de casi un 12% en los tres primeros meses del año, según estas mismas fuentes. Sin embargo, no es conveniente olvidar que la profunda crisis económica de la que poco a poco vamos saliendo ha dejado profundas huellas en este sector clave para nuestra economía, lo que hace necesario acometer reformas de calado en diferentes ámbitos que apuntalen esta mejoría y consoliden su despegue a largo plazo. Una de estas reformas necesarias consiste, sin duda, en alinear la fiscalidad del automóvil a la realidad económica y social de nuestro país.

Existe variedad de figuras impositivas que gravan al automóvil desde el momento de la compra (IVA e Impuesto de Matriculación), su posesión (Impuesto de Circulación e Impuesto sobre el Patrimonio), su uso (principalmente los impuestos y tasas que gravan los hidrocarburos) y su transmisión final a otro propietario (IVA, Transmisiones Patrimoniales, Sucesiones o Donaciones). Si se mira desde un punto de vista global, la tributación que grava hoy en día la adquisición, posesión y uso del automóvil no sigue un criterio racional alineado con las necesidades estratégicas de nuestro país en materia económica, industrial y social, sino que obedece más bien a figuras que se crearon con la intención de ir cubriendo necesidades históricas de recaudación. Por ejemplo, la aparición del impuesto que grava la matriculación de los vehículos se produjo en el año 1993 como respuesta a la necesidad de eliminar el tipo de IVA incrementado del 28% y en un momento en que se consideraba al vehículo como un artículo de lujo, cuando hoy en día el consenso generalizado es que se trata de un bien de uso corriente, necesario y al alcance de las clases medias.

En este sentido, la reforma fiscal en España que el Gobierno espera acometer en los próximos meses aprovechando la mejora de nuestra economía es una buena oportunidad para reflexionar sobre la racionalización de la fiscalidad del automóvil de forma global e introducir reformas paulatinas que permitan alinear las necesidades de recaudación de todas las administraciones con nuestras necesidades estratégicas. Para ello, en mi opinión, la reforma debería apoyarse en tres ejes fundamentales, como son favorecer el respeto al medio ambiente de nuestro parque móvil, apoyar a nuestra industria de automoción y atraer nueva inversión exterior como fuente generadora de empleo, todo ello sin reducir capacidad de recaudación. Medidas como la reducción paulatina o supresión de impuestos que gravan la adquisición de vehículos y su sustitución por incrementos en la presión fiscal que grava un uso ineficiente de los mismos son, entre otras muchas alternativas, medidas que deben ser objeto de estudio.

Es comprensible que en periodos bajistas del ciclo económico se haga difícil acometer procesos complejos de reforma con la profundidad que se requiere y, por ello, ahora que los datos macroeconómicos son más esperanzadores es el momento de afrontar con decisión una reforma de la fiscalidad global del automóvil, un sector capaz de servir de locomotora de nuestra economía, para alinearla a nuestros intereses estratégicos en materia de política industrial y medioambiental.

Francisco Roger

Socio responsable del sector de automoción en KPMG España

 

Deja un comentario


De conformidad con lo dispuesto en la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, le informamos de que sus datos personales facilitados en el presente formulario serán incluidos en un fichero titularidad de KPMG, S.A. denominado “BLOG” con la finalidad de gestionar su participación en el mismo, siendo este tratamiento de datos de carácter obligatorio. En cualquier momento podrá ejercitar sus derechos de acceso, cancelación, rectificación y oposición, contactando con KPMG S.A. a través del correo electrónico ES-FMderechosarco@kpmg.es o por escrito dirigido al Departamento de Asesoría Jurídica de dicha empresa en la dirección: Paseo de la Castellana, 95, 28046 Madrid

* Para enviar el comentario, es preciso aceptar la política de Protección de Datos de Carácter Personal.