KPMG Blogs

open

Empresas responsables

estrategia empresarial

Los dos últimos años han sido especialmente prolijos en materia regulatoria para reforzar el gobierno de las empresas. A la Ley de Sociedades de Capital y las recomendaciones del Código de Buen Gobierno de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) se sumará el próximo 17 de junio la entrada en vigor de la nueva Ley de Auditoría de Cuentas, que tendrá importantes implicaciones para los consejos de administración de las grandes compañías y, en especial, de sus Comisiones de Auditoría. Entre las distintas razones que han llevado a los reguladores a reforzar el marco legislativo bajo el que se desenvuelven los órganos de gobierno de las compañías está la consecución de una mayor transparencia y la capacidad para aportar mayor confianza a los inversores y otros grupos de interés. Este impulso reformista viene en gran medida propiciado por la mayor exigencia de los mercados, inversores y la opinión pública hacia las prácticas de gobierno corporativo y la capacidad -y obligación- de los consejeros de responder con responsabilidad y transparencia de sus decisiones y forma de actuar.

Sin embargo, no se debe olvidar que la mejora del gobierno corporativo parte también de la convicción de las propias empresas y sus administradores de que es necesario contar con los mejores estándares y prácticas para operar en un mercado global donde los inversores ya no solo prestan atención a la calidad de los resultados, sino a la forma de obtenerlos.

El buen gobierno es sinónimo de transparencia, pero también de una mayor profesionalización de los consejos de administración. De sus miembros ya no solo se espera que aprueben la estrategia del management, sino que se impliquen en su definición y la cuestionen constantemente.

Igualmente, los consejeros deben tener un mayor protagonismo a la hora de identificar los riesgos a los que se enfrenta la organización, poniendo un especial énfasis a ciertas amenazas que, como la ciberseguridad, hasta hace poco tiempo la tarea de combatirlas correspondía únicamente a una determinada área técnica de la compañía. La eficacia de los consejos de administración obtiene una de las mayores notas en el índice 2015-2016 de competitividad de las instituciones españolas elaborado por el Foro Económico Mundial.

El salto que se ha dado en los últimos años es una prueba de que el nuevo marco normativo, sumado a la propia convicción de las empresas y sus administradores, está causando el efecto deseado.Sin duda, el buen gobierno corporativo constituye uno de los pilares para la creación de valor y la perduración de las compañías en el tiempo. En este sentido, cuestiones como la diversidad, la profesionalización y la comunicación con los accionistas son cuestiones que deben estar entre las prioridades de todos los consejos de administración. 

Autor: Hilario Albarracín es consejero delegado de KPMG en España.

Fuente: El Pais Negocios. Publicado el 5 de junio de 2016

Deja un comentario


De conformidad con lo dispuesto en la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, le informamos de que sus datos personales facilitados en el presente formulario serán incluidos en un fichero titularidad de KPMG, S.A. denominado “BLOG” con la finalidad de gestionar su participación en el mismo, siendo este tratamiento de datos de carácter obligatorio. En cualquier momento podrá ejercitar sus derechos de acceso, cancelación, rectificación y oposición, contactando con KPMG S.A. a través del correo electrónico ES-FMderechosarco@kpmg.es o por escrito dirigido al Departamento de Asesoría Jurídica de dicha empresa en la dirección: Paseo de la Castellana, 95, 28046 Madrid

* Para enviar el comentario, es preciso aceptar la política de Protección de Datos de Carácter Personal.