KPMG Blogs

open

Qué es la metodología Agile y por qué es una prioridad para nuestros clientes

Por Claudio Escarpenter De Aubarede
on 08. 11. 2017

El negocio de nuestros clientes está cambiando de manera significativa por el aumento de la volatilidad y la incertidumbre en los mercados en los que operan, así como por una mayor complejidad en el día a día de su actividad.

En este contexto, nuestros clientes necesitan ser cada vez más rápidos y flexibles para poder adaptarse a las condiciones cambiantes de un determinado sector o mercado, trabajando de una manera distinta para transformar su negocio tradicional y poder aprovechar las oportunidades que se presentan al desarrollarse nuevos modelos de negocio.

Las metodologías Agile son una herramienta importante para adaptarse a este nuevo contexto de mercado, aprovechando los cada vez más habituales cambios para crear valor y lanzar nuevas líneas estratégicas de negocio, al mismo tiempo que se impulsa la transformación de una organización y su cultura de trabajo.

Pero, ¿cuándo se considera que una empresa es Agile? En base a nuestra experiencia, hemos identificado una serie de patrones que se repiten en todas aquellas empresas que han transformado su manera de trabajar y que se pueden denominar Agile.

  • Una estrategia y dirección clara pero flexible para poder adaptarse a los cambios
  • Una estructura organizativa más simple y plana, estructurada en base a proyectos
  • Una cultura de trabajo en la que se premia la colaboración entre áreas
  • Un entorno de trabajo abierto en el que se fomentan alianzas y ecosistemas con terceros
  • Un proceso de trabajo claro y definido, en el que el fluye la información y se caracteriza por la transparencia
  • Unos sistemas de información cada vez más abiertos y flexibles que incorporan mejoras progresivas y que permiten a la empresa interactuar con sus partners

Cada vez un mayor número de empresas, en todos los sectores e industrias, están utilizando herramientas Agile para mejorar su competitividad. En concreto, este tipo de compañías se benefician de una serie de oportunidades:

  • Mejoran su productividad, aumentando el tiempo dedicado a tareas de mayor valor añadido
  • Toman decisiones de una manera más rápida, re-priorizando sus acciones y recursos de manera constante en función de las necesidades de negocio
  • Ganan flexibilidad y se adaptan mejor a los cambios del mercado (regulación, tecnología, etc.)
  • Son más agiles el desarrollo de productos / servicios y mejoran su time to market
  • Tienen una cultura de trabajo más atractiva y retienen mejor el talento
  • Mejoran las relaciones con sus proveedores y otros stakeholders como resultado de una colaboración más estrecha

En definitiva, está demostrado que las empresas que utilizan Agile mejoran sus resultados a todos los niveles.

 

 

Autor: Claudio Escarpenter De Aubarede es Director en la división de Management Consulting. Global Strategy Group